<- Menu

<- Costa del Sol


   

 

 

Historia de Marbella


El nombre: Marbella tiene una etimología prerromana y es el fruto de la unión de las palabras MA + AR = MAR, que significa «mucho agua», y la palabra BILA/BILLA, con el significado de «monte». Por todo ello nos encontramos con que Marbella viene a expresar la realidad pasada, no tanto la actual, de «monte con mucha agua».

El escudo: Los Reyes Católicos concedieron a Marbella su escudo de armas, mediante Real

Cédula, dada en Barcelona en 1493.

Marbella tiene siglos de historia, de culturas que han dejado su huella en todo el municipio y muy especialmente en el casco histórico, restos romanos, árabes y cristianos son apreciables en el casco antiguo y se mantienen magníficamente conservados.

En Marbella se han encontrado restos prehistóricos, tanto del Paleolítico, en el lugar denominado Coto de Correa en Las Chapas, como del Neolítico en la cueva de Pecho Redondo, Coto Correa de Las Chapas y cuevas de Puerto Rico en las estribaciones meridionales de Sierra Blanca

La civilización romana

La civilización romana dejó en nuestra localidad diferentes señas de su paso. En pleno Casco Antiguo nos encontramos con huellas de la ocupación romana: en los muros del Castillo podemos observar tres capiteles; obras recientes en la calle Escuelas han puesto al descubierto los restos de una construcción monumental romana, anterior al Castillo; restos cerámicos del tipo sigillata, en la plaza de los Naranjos; una tumba en la plaza de la Victoria,…

También en nuestro término municipal abundan las señales de ocupación romanas. Se han encontrado enterramientos en Las Chapas (Carril del Relojero); escorias, procedentes de actividades mineras, en las zonas de cerro Torrón y cerro del Trapiche; los arranques de un puente romano en «Puente Romano»; fragmentos cerámicos en la zona del cementerio de San Pedro Alcántara; también junto a la Torre del Duque, en Puerto Banús. Los yacimientos arqueológicos más importantes de Marbella: «Villa Romana de Río Verde» y «Termas Romanas de Guadalmina» son de este periodo.

 

Los musulmanes

No está, todavía, clara la configuración urbanística de nuestra ciudad durante los primeros doscientos años de ocupación. Fue en el siglo X cuando se construyó el Castillo. En época posterior se levantó una gran cerca para proteger a la población que se asentaba junto a él.

Marbella era la cabeza de lo que se denominada la «Tierra de Marbella» y que englobaba una serie de poblados tales como Ojén, Istán, Benahavís, Alicates, Nagüeles, Cortes, Almáchar, Tramores, Daidín, Montemayor, Arboto, Fontanillas, Benamarín, Arbunjendín, Benimaydu, Velerín, Benidrís, Benibolás, Montenegral y Esteril.

La ciudad se rindió ante el rey Fernando el Católico el 11 de junio de 1485. El acto de entrega de llaves presumiblemente tuvo lugar en el sitio denominado como «Cruz del Humilladero» en calle Málaga.

La Marbella cristiana

Después de su reconquista fue repoblada por gente venida de muy variados lugares. Marbella quedó como ciudad dependiente directamente de los reyes, quienes le asignaban para su gobernación un Corregidor.

 Es de destacar la figura de Alonso de Bazán, vinculado, indiscutiblemente, con los grandes

Bazanes, de los cuales eracabeza el Marqués de Santa Cruz, Álvaro de Bazán, pero en todo caso lo sería por relación familiar lejana. No obstante, este nuestro don Alonso se hizo con la alcaidía del castillo y con un puesto de regidor en el Cabildo. Con estos poderes amasó un gran imperio inmobiliario y económico que al morir y desaparecer, prontamente, su descendencia sirvió para constituir, por mandato testamentario, el establecimiento de beneficencia nombrado como «Hospital de la Encarnación», pero conocido como «Hospital Bazán».

Otro personaje, llegado tempranamente a nuestro pueblo, fue Lorenzo Domínguez de Rioja, que daría origen a los poderosos Domínguez, presentes en la vida pública de Marbella hasta el siglo XIX y cuyo principal legado es el Cortijo Miraflores. Uno de los más importantes descendientes de dicho estirpe fue José López Domínguez, Capitán General de los Ejércitos y Presidente del Gobierno.

 

El siglo XIX

 

La actividad económica principal de Marbella, desde sus orígenes, fue la agricultura, el comercio, la pesca y la explotación de los múltiples afloramientos minerales en sierra Blanca. También hay que decir que Marbella contó con cinco trapiches de azúcar.
Cuando Marbella quedó en primera línea frente al enemigo musulmán que ocupaba del norte de África, la actividad pesquera se paralizó casi totalmente, no era muy seguro aventurarse a la mar.

 

En el siglo XIX se promulgaron una seria de leyes que favorecían la explotación mineral. La existencia en sierra Blanca de un importantísimo yacimiento de hierro magnético, unido a unas favorables circunstancias económicas, llevaron a nuestra provincia a ocupar el segundo lugar, en el ámbito nacional, en cuanto a industrialización y propiciaron la creación de dos establecimientos para el tratamiento de este mineral a orillas de río Verde. Se construyeron los primeros altos hornos de uso civil de España: «La Concepción» o Fábrica de Arriba, y «El Ángel» o Fábrica de Abajo. Convirtiéndose la actividad minera en la principal de nuestra localidad.

Pero igual que se dieron esas circunstancias favorables vinieron otras que no lo fueron tanto y unidas a intereses espurios dieron al traste con esa industria.

Unas nuevas leyes que se promulgaron para favorecer la agricultura en nuestro país facilitaron la creación de diversas colonias agrícolas; de ellas las más importantes la de San Pedro Alcántara y la de El Ángel. La de San Pedro fue el origen de tan importante núcleo de población y la del Ángel resultó ser el germen del buque insignia del turismo: Andalucía la Nueva y Puerto Banús.

El siglo XX

Como ciudad agrícola languideció Marbella, acogiendo a los que fueron conocidos en principio como veraneantes, que no turistas, que es un término relativamente moderno.

Hasta los años 50 en que, encabezados por Ricardo Soriano y seguidos por los Hohenlohe,

Goizueta, Banús, Guerrero, Coca,… surgió la Marbella actual: símbolo y señal del turismo de calidad, que viene a cambiar definitivamente la fisonomía de Marbella, San Pedro Alcántara y todo el término municipal, así como, la actividad económica y la forma de vida de sus habitantes. Este hecho se produjo en la segunda mitad del siglo XX, cuando el progresivo desarrollo turístico, que se inicia en los años sesenta, transforma a esta localidad en una de las más sobresalientes del panorama turístico mundial.

 

 

 

 

Delegación de turismo/www.marbellaexclusive.com

 

 

   Ver historia de:   
 Benalmádena  Málaga  Marbella  Mijas
       
       

 

Campos de Golf en Marbella, Costa del Sol, Andalucía

Actividades en Andalucía

Museos en Andalucía Marbella Mijas

 

Volver Arriba

 Ver Campos de Golf en la Costa del Sol  Ver las Actividades en la Costa del Sol  Ver los Museos en la Costa del Sol  

  

Restaurantes en Marbella Fuengirola Mijas

 

 

 
 Ver Restaurantes en la Costa del Sol      
       
       

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                                                                                                                                               

 

Home Costa del SolMijas Actividades - 4x4Barraquismo Buceo Caballos -Observación de avesQuad Senderismo - Nuestros DescuentosGolf Eventos Museos Alquiler de VehículosRestaurantes Salud y BellezaGuía Direct - Contacto